China anunció este domingo restricciones de acceso en la ciudad de Shantou, en el sur, la primera situada fuera del epicentro del nuevo coronavirus en Wuhan (centro).

Shantou, una ciudad de más de 5 millones de personas situada a más de 1.000 km al sur de Wuhan, prohibirá el acceso a todos los vehículos no esenciales a partir de la medianoche (16H00 GMT), anunciaron las autoridades locales, mientras la epidemia continúa extendiéndose por todo el país.

Aunque en esta urbe solo se registraron dos casos de contaminación del nuevo coronavirus, de cerca de los 2.000 en todo el país, estas medidas fueron tomadas para "cortar los canales de contagió", según la municipalidad.

Los viajeros que lleguen a la estación estarán sometidos a un examen médico y "se les invitará a irse", añadió el Ayuntamiento en un comunicado.

Las autoridades en cambio no impusieron ninguna restricción para salir de la ciudad, a diferencia de la región de Wuhan donde los habitantes no pueden salir de la zona situada en cuarentena.

En el interior de Shantou, situada a orillas del mar en la provincia de Guangdong, los transportes públicos (bus, barco, taxi) serán suspendidos.

En toda la provincia de Guangdong, la más poblada de China, se registraron 98 personas infectadas con el virus.

Según el último balance del domingo, la epidemia ha causado en todo el país 56 muertos.

Otras partes de China impusieron restricciones en los transportes: las ciudades de Pekín, Xian y Tianjin (norte) anularon sus servicios de autocares de larga distancia, así como la gran provincia de Shandong (este).

ewx/bar/ob/erl-es