La española Garbiñe Muguruza, número 32 mundial, sorprendió a la ucraniana Elina Svitolina, quinta del ránking WTA, a la que superó con contundencia (6-1, 6-2), este sábado en su duelo de tercera ronda del Abierto de Australia.

En los octavos de Melbourne, Muguruza se enfrentará a la holandesa Kiki Bertens (10ª) o la kazaja Zarina Diyas (73ª).

Svitolina había sido cuartofinalista en las dos ediciones anteriores del Abierto de Australia y en las dos anteriores citas del Grand Slam, Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos en 2019, había llegado hasta las semifinales.

Tendrá que seguir esperando para conquistar su primer título del Grand Slam, un objetivo que se le sigue resistiendo.

Muguruza, campeona de Roland Garros en 2016 y de Wimbledon en 2017, consigue así un gran resultado, que le permite por lo menos igualar su resultado de 2019 en Melbourne, donde su mejor actuación fueron los cuartos de final de 2017.

En los dos anteriores 'grandes', el año pasado en Wimbledon y el Abierto estadounidense, la tenista nacida en Caracas había decepcionado cayendo en primera ronda.

"Estuve muy concentrada en lo que quería hacer y pronto todo salió como quería. He jugado un muy buen partido", celebró Muguruza.

bur/dr