La organización no gubernamental alemana Sea Eye anunció que el barco humanitario "Alan Kurdi" prestó asistencia a 78 personas en dos embarcaciones en dificultades frente a las costas libias.

El buque de la oenegé alemana, que recibió un "llamado de socorro", recogió en primer lugar a 62 personas, entre ellas 8 mujeres y 7 niños, en un barco inflable, indicó Sea Eye en un comunicado.

Alertado por un carguero, dio asistencia a 16 personas, entre ellas 3 "en estado de deshidratación avanzada", a bordo de un barco que no estaba "en condiciones de navegar", según Sea Eye.

Posteriormente, un buque de la guardia costera libia ordenó al "Alan Kurdi" que se alejara mar adentro. "Los supuestos guardacostas libios consideran  una zona de búsqueda y salvamento como un mar territorial, hostigan a los rescatistas civiles y dan instrucciones ilegales", denunció Johanna Pohl, jefa de operaciones a bordo del "Alan Kurdi", según Sea Eye.

En ese momento, la organización no indicó dónde tenía previsto desembarcar a las personas socorridas. El "Alan Kurdi" está en servicio desde el verano de 2018 y, según Sea Eye, salvó a varios centenares de náufragos del ahogamiento en el Mediterráneo.

El caos que siguió a la caída del exdirigente Muamar Gadafi en 2011 hizo de Libia la vía preferida para los migrantes procedentes de África oriental, Sahel y Medio Oriente, que intentaban llegar a Europa.

mat/cf/mab/af