CARACAS (AP) — Once personas, entre ellas nueve menores de edad, murieron en un incendio registrado en un cañaveral del centro de Venezuela, informaron las autoridades. La Fiscalía General abrió una investigación sobre el siniestro.

El incendio ocurrió la tarde del jueves en el sector popular de La Carpiera de la población de Cagua, en el estado central de Aragua, cuando un grupo de niños y adolescentes se internaron en un cañaveral, aprovechando que se había iniciado una quema controlada de cañas, para tratar de atrapar a los conejos e iguanas que huían del fuego, relató Julio Celis, familiar de uno de los fallecidos.

Celis dijo al canal local de noticias VPI que una fuerte brisa hizo que las llamas crecieran hasta rodear al grupo. “Ellos fueron cayendo hasta donde pudieron ahogados, asfixiados por el humo”, indicó el familiar que fue uno de los testigos del hecho.

El jefe de la policía judicial, Douglas Rico, explicó el viernes que en el incendio fallecieron once personas, de las cuales dos eran adultos, ocho adolescentes y un niño de 11 años.

Rico señaló, en una llamada telefónica a la televisora estatal, que se está tratando de establecer si hay alguna responsabilidad en el hecho y precisó que se investiga si la quema fue accidental o programada.

El fiscal general Tarek William Saab dijo a la prensa que se conformó una comisión multidisciplinaria, integrada por cuatro fiscales, para investigar el hecho.

Al lamentar las muertes, el líder opositor Juan Guaidó, que realiza una gira por Europa, expresó en su cuenta de Twitter que “entristece profundamente que el futuro de Venezuela, nuestros niños y adolescentes, pierdan la vida en circunstancias como las ocurridas en Cagua”.