Croacia, liderada por el experimentado Domagoj Duvnjak, se clasificó para la final del Europeo de balonmano masculino al derrotar a Noruega, subcampeona mundial en 2017 y 2019, por 29 a 28, después de dos prórrogas, este viernes en Estocolmo en la primera semifinal.

Era un duelo entre dos selecciones invictas en lo que va de torneo.

Croacia, campeona mundial en 2003, intentará conquistar el domingo su primer título continental y con él un billete directo para los Juegos Olímpicos de 2020.

Su rival será España o Eslovenia, que se miden este viernes (19h30 GMT) en la segunda semifinal, también en la capital sueca.

tba/dr