La reventa de viviendas en Estados Unidos subió en diciembre pero los inventarios cayeron a un punto que ya inquieta a potenciales compradores, según datos del miércoles de la asociación de agentes inmobiliarios (NAR).

La reducción de las viviendas disponibles elevó a 274.000 dólares el precio promedio, lo cual es un aumento anual de 7,8%.

La reventa de casas subió en diciembre 3,6% en relación a noviembre en datos corregidos de variables estacionales. En ritmo anual, la cantidad fue de 5,54 millones de viviendas cuando los analistas esperaban sólo 5,42 millones.

En 12 meses, las transacciones crecieron 10,8%.

Los inventarios, que ya eran bajos, cayeron 14,6% en diciembre respecto al mes previo. En el año, mermaron 8,5%.

vog/evs/gm