El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió el miércoles a Siria que "avance hacia una solución política", o de lo contrario, los países donantes pueden no apoyar la reconstrucción del país.

"Quisiera hacer un llamamiento muy fuerte: necesitamos avanzar hacia una solución política", dijo en respuesta a una intervención del representante sirio en una reunión informal con los miembros de Naciones Unidas.

"La primera etapa, que es muy importante, es desbloquear el trabajo del comité constitucional que creamos junto con muchas dificultades".

A fines de diciembre, el enviado de la ONU para Siria, Geir Pedersen, presentó ante el Consejo de Seguridad una imagen sombría del trabajo de este comité lanzado a fines de octubre y encargado de revisar la Constitución siria.

En noviembre, la segunda reunión de este órgano se detuvo debido a las diferencias sobre la definición de la agenda y el programa de trabajo, que fue entorpecida por Damasco, según diplomáticos occidentales.

Antonio Guterres dijo el martes que Geir Pedersen viajará nuevamente a Moscú en los próximos días. El enviado debe regresar a Siria, a priori, la próxima semana.

"Está claro que en ausencia de una visibilidad más clara de un proceso político, muchos donantes y probablemente los donantes más importantes, en el Golfo, en la parte occidental del mundo, serán muy reacios a apoyar un verdadero proceso de reconstrucción".

prh/iba/mps/dga