El presidente brasileño Jair Bolsonaro recuperó en los últimos meses parte de su popularidad perdida al inicio de su agitado gobierno, según una encuesta divulgada este miércoles.

El índice de aprobación del mandatario ultraderechista, que asumió en enero de 2019, había caído de 57,5% en febrero a 41% en agosto, pero volvió a subir a 47,8% este mes, precisa el sondeo del instituto MDA para la Confederación Nacional de Transportes (CNT).

Su desaprobación, que había escalado de 28% a 54% entre febrero y agosto, se redujo a 47%, añade el estudio.

La evaluación del gobierno también registra mejoras: las opiniones positivas subieron de 29% en agosto a 35% en enero, las negativas cayeron de 39% a 31% y las que lo juzgan regular pasaron de 29% a 32%.

El primer año del gobierno de Bolsonaro estuvo marcado por ajustes fiscales en una economía casi anémica así como por polémicas iniciativas en materia de protección ambiental, seguridad, educación y cultura.

Para los tres años de mandato restantes, un 48,8% de los brasileños tiene expectativas positivas ("excelentes" para 14,9% y "buenas" para 33,9%).

Quienes se preparan para tres años "malos" o "pésimos" suman 22,5%; y un 24,3% espera que sean años con un desempeño "regular".

Las áreas mejor evaluadas del gobierno son las de combate a la corrupción (30,1%), economía (22%) y seguridad (22%), de acuerdo con una pregunta de la encuesta que admitía dos respuestas.

Al fondo de la lista aparecen salud (5,4%), derechos humanos (3,9%), relación con el Congreso (3,2%) y medio ambiente (2,6%).

Un 20,1% respondió que "ninguna" área está bien evaluada.

A la pregunta abierta sobre quién sería el candidato del entrevistado en caso de elecciones, el nombre más citado fue el de Bolsonaro (29,1%), seguido del del expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva (17%).

El estudio fue realizado entre el 15 al 18 de enero con un muestrario de 2.002 entrevistas y un margen de error de 2,2 puntos porcentuales.

js/pr/yow