El joven Luigi di Maio, de 33 años, considerado el rostro moderado del Movimiento 5 Estrellas, formación antisistema, ha sido uno de los políticos italianos que han vivido una fulgurante ascensión y caída.

El líder del M5E, que aparece siempre vestido en forma impecable y con modales elegantes, renunció este miércoles a ser el jefe político de su partido, cargo que desempeñaba desde septiembre del 2017.

El delfín político del cómico Beppe Grillo, que inició su carrera como vicepresidente de la Cámara de Diputados en 2013, siendo el más joven de la historia, decidió tirar la toalla y quitarse la corbata tras una serie de descalabros electorales, alianzas desatinadas, abandonos de militantes y descenso en picada en los sondeos.

Con un estilo completamente diferente al del cómico Beppe Grillo --el fundador del movimiento y famoso por sus vulgaridades y palabrotas-- Di Maio pasó de ser la nueva estrella de la agrupación que conquistó a los italianos hartos de la corrupción y los privilegios de la casta política a un ejemplo del apego al poder al pactar alianzas primero con la ultraderechista Liga de Matteo Salvini y luego con el izquierdista Partido Democrático.

"Se agotó con los continuos ataques internos. Un cosa es que te ataquen tus adversarios, otra los tuyos", explicó el diputado del movimiento Sergio Battelli.

- Pacto con rivales -

En menos de 10 años, sin experiencia ni título universitario, Di Maio escaló rápidamente todos los peldaños del movimiento antisistema hasta llevarlo al poder tras convertirse en el partido más votado en las elecciones legislativas de marzo del 2018.

Después de tres meses de negociaciones, se formó una coalición de gobierno entre el M5E y la Liga, cuyos ambos líderes se convirtieron en vice primer ministro de un gobierno liderado por Giuseppe Conte como primer ministro.

Una crisis desatada por el líder ultraderechista tras 14 meses de gobierno, en plenas vacaciones de agosto, con las dos ramas del parlamento cerradas por vacaciones, tomó desprevenido a Di Maio, quien tuvo que pactar en septiembre con sus rivales del PD con el objetivo de evitar las elecciones anticipadas.

Inició su carrera en Nápoles, donde sufrió en 2010 su primera derrota, hasta llegar tres años después al Parlamento y ser elegido vicepresidente de la Cámara de Diputados a los 26 años.

Elegido en septiembre pasado como candidato para el cargo de primer ministro en unas controvertidas primarias realizadas 'on-line', en las que no tuvo rivales, el joven napolitano se fue transformando en el indiscutible líder de la nueva fuerza política del país.

"Es un moderado, tranquiliza a las madres", escribía  Jacopo Iacoboni en un libro en el que lo retrató como "una criatura creada por la firma de marketing Casaleggio Associati", la empresa de consultoría que administra el sitio web y las actividades del M5E.

Nacido el 6 de julio de 1986 en Avellino -en la región de Campania, en el sur del país-, creció en la pequeña localidad industrial de Pomigliano d'Arco, en las afueras de Nápoles.

Hijo de un empresario de la construcción afiliado al derechista Movimiento Social Italiano -los herederos del dictador fascista Benito Mussolini-, y de una madre profesora de latín y griego, fue considerado siempre un "buen muchacho".

- Un títere -

Dotado de una notable calma, Di Maio rechaza como peyorativa la definición de populistas que suelen darle los analistas a los dirigentes del M5E.

También ha suavizado las posiciones del movimiento con respecto a una eventual salida de la Unión Europea (UE).

"En temas de ética y de inmigración el candidato a primer ministro del M5E es como un surfista: sigue la ola del momento", escribió el semanario católico Famiglia Cristiana, tras recalcar los cambios de posición sobre el fenómeno de la migración africana.

La falta de estudios, su corta experiencia profesional, que se limita a haber sido administrador de un sitio web, alimentaron la idea de que era un títere del brillante Beppe Grillo, sin armas para dirigir la tercera economía de la zona euro.

Con su salida, se abre una nueva era para el movimiento.

kv/mb