FOTO DE ARCHIVO: Sobrevivientes del Holocausto detrás de una cerca de alambre de púas tras su liberación del campo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau en 1945, en la Polonia. Cortesía de los archivos de Yad Vashem. Handout vía Reuters. ATENCIÓN EDITORES, ESTA IMAGEN FUE PROPORCIONADA POR TERCEROS.
FOTO DE ARCHIVO: Sobrevivientes del Holocausto detrás de una cerca de alambre de púas tras su liberación del campo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau en 1945, en la Polonia. Cortesía de los archivos de Yad Vashem. Handout vía Reuters. ATENCIÓN EDITORES, ESTA IMAGEN FUE PROPORCIONADA POR TERCEROS.

Por Rinat Harash

KFAR HAROEH, Israel, 21 ene (Reuters) - Una fotografía vieja y tecnología moderna de reconocimiento facial podrían ayudar a dos hermanos israelíes a saber cómo su padre sobrevivió al Holocausto.

Buscando pistas del pasado, Eli y Saul Lieberman acudieron a un centro de investigación israelí, que espera hacer coincidir las fotos familiares de la época de la Segunda Guerra Mundial con su base de datos de decenas de miles de fotografías, muchas tomadas por soldados alemanes de la Wehrmacht.

Esas fotos alemanas muestran a las tropas, así como a las personas de los pueblos y ciudades con poblaciones judías.

El Centro Conmemorativo del Holocausto Shem Olam lanzó en julio su proyecto "Face to Face", pidiendo a las personas en las redes sociales que envíen fotos para escaneos de reconocimiento facial.

Los hermanos Lieberman conocen pocos detalles de los horrores que su difunto padre, Joseph, sufrió durante el Holocausto, en el que seis millones de judíos fueron asesinados. Joseph era un sobreviviente del campo de exterminio de Auschwitz, pero no habló con ellos sobre sus experiencias.

Una fotografía tomada en algún lugar de Europa después de la guerra lo muestra junto a dos primos y Eli, de 50 años, y Saul, de 61 años, decidieron enviarla al centro Shem Olam en julio. Ahora esperan pistas sobre la historia de su familia.

"Vivimos en un mundo en el que si no puedes proporcionar el documento o imagen, parece que no hubiera sucedido", dijo Saul Lieberman. "La gente quiere saber de dónde proviene, de quién provienen", agregó.

Hasta el momento, Shem Olam ha recibido miles de fotos del público pero sólo se lograron varias coincidencias después de nueva investigación y ninguna fue concluyente.

Avraham Krieger, director ejecutivo del centro, dijo que esperaba que los avances en tecnología y una base de datos en expansión ayuden a conectar a una generación más joven con el Holocausto.

"Face to Face tiene como objetivo primordial dar alguna respuesta a la caótica realidad creada después del Holocausto (...) que cortó cualquier conexión para aquellos que sobrevivieron, casi cualquier conexión con su pasado", agregó.

En el este de Europa, los investigadores de campo del centro también han recibido fotos de residentes locales. Shem Olam obtuvo además colaboración de varios archivos del mundo.

El servicio es gratuito, dijo Assaf Fassy, gerente de servicios digitales de Shem Olam, quien también espera que el proyecto ayude a combatir la negación del Holocausto.

(Escrito por Rinat Harash. Editado en español por Lucila Sigal)