VARSOVIA (AP) — Polonia solicitó al presidente ruso Vladimir Putin que se abstenga de utilizar la Segunda Guerra Mundial y las víctimas del Holocausto para fines políticos y mostró documentos de la época de la guerra en la que el gobierno polaco pidió a los aliados que salvaran a los judíos.

El vicecanciller polaco Szymon Szynkowski vel Sek habló el martes en una conferencia en Israel que conmemoró el 75 aniversario de la liberación del campo de exterminio nazi de Auschwitz-Birkenau por el ejército soviético.

Putin, uno de los oradores centrales, sostuvo recientemente que Polonia tiene algo de culpa por la guerra y acusó al gobierno polaco de entonces de antisemitismo. El presidente de Polonia decidió boicotear la conferencia porque, dijo, no se le dio la oportunidad de hablar.

Szynkowski vel Sek dijo que, si se presentan distorsiones y denuncias falsas en la conferencia, Polonia responderá con documentos históricos y hechos.

Mencionó los intentos de la resistencia polaca y del gobierno en el exilio en Londres para recabar los hechos sobre el exterminio masivo por parte de las fuerzas de ocupación nazis y darlos a conocer a los gobernantes mundiales.

Uno de esos documentos es el informe de Polonia sobre el exterminio de los judíos en Auschwitz-Birkenau, enviado a los gobernantes en 1942, cuando el campo estaba en plena operación.

Entre 1940 y 1945, alrededor de 1,1 millones de personas, principalmente judíos europeos, fueron asesinados en el campo.

La guerra comenzó en 1939 con la invasión nazi de Polonia, seguida dos semanas después por la invasión soviética.