Once personas murieron este martes en el incendio de una construcción de madera que albergaba a trabajadores inmigrante en la región de Tomsk, en Siberia Occidental, anunciaron las autoridades.

El incendio que se declaró durante la noche destruyó completamente la vivienda de 200 m2 situada en la localidad de Pritchulimski, a una centena de kilómetros del noreste de Tomsk, la capital de la región del mismo nombre, indicó la antena local del ministerio ruso para la Situaciones de Emergencia.

"Se hallaron los cuerpos de once personas", precisó el ministerio en un comunicado.

Dos personas lograron sobrevivir al incendio, agregó la fuente.

"Según datos preliminares, 12 ciudadanos uzbekos residían en la vivienda. Diez murieron en el incendio, dos recibieron ayuda médica", informó por su parte el ministerio uzbeko para Situaciones de Emergencia.

Entre los once muertos hay un ciudadano ruso.

Todas esas personas trabajaban para una empresa forestal basada en Tomsk, Greenwood.

Varios millones de trabajadores provenientes de Asia Central viven en Rusia, con bajos salarios y en empresas que no respetan las reglas de seguridad.

tbm/zm