Rafael Nadal se clasificó fácilmente este martes para segunda ronda del Abierto de Australia, a expensas del boliviano Hugo Dellien (73º), al que ganó por 6-2, 6-3, 6-0, donde busca un vigésimo título de Grand Slam para igualar a Roger Federer.

"Es un buen debut. El tercer set en particular ha sido muy bueno. He jugado a un muy buen nivel", comentó el español, número uno mundial.

"En las dos primeras mangas, tuve un poco de cuidado, ya que no quería pasarme en el esfuerzo y al mismo tiempo no quería jugar mal. Simplemente quería ser sólido y no hacer faltas", dijo Nadal.

"Quería hacer lo que sé hacer, para ganar ritmo. Era mi objetivo en el partido. Después, con la ventaja en el marcador, intenté jugar al nivel en el que pienso que habrá que jugar para hacer un buen resultado en el torneo", añadió.

Nadal necesitó 2 horas y 2 minutos para imponerse, mientras que su gran rival suizo, Roger Federer, ganó en 1 hora y 21 minutos el lunes al estadounidense Steve Johnson (75).

Nada se enfrentará en la próxima ronda al argentino Federico Delbonis (76º), que se impuso al portugués Joao Sousa (59º), por 6-3, 6-4, 7-6 (7/3).

El tenista balear de 33 años solo ha ganado una vez el Abierto de Australia, en 2009, siendo cuatro veces finalista y ahora busca igualar los 20 títulos de Grand Slam de Roger Federer.

- Solo un título en Australia -

"No me importa tener 20 o 15 o 16. Solo me preocupa seguir mi carrera tenística y disfrutar", dijo Nadal.

"No estoy pensando en que 20 sea una cifra que deba alcanzar. Si alcanzo 20, fantástico. Si llego a 21, mejor. Si me quedo en 19, superfeliz por todo lo que he hecho en mi carrera tenística", afirmó.

"Estoy muy satisfecho con mi carrera, porque di todo durante todo el tiempo. Eso es lo único que me preocupa", añadió.

El Abierto de Australia es el único torneo del Grand Slam que el español solo ha ganado una vez, habiendo logrado doce títulos de Roland Garros, cuatro del US Open y dos de Wimbledon.

Debido a ello, el Abierto de Australia, además del torneo de maestros, el Masters de final de año que disputa los ocho mejores del ránking, es su única asignatura pendiente.

"De las cuatro finales perdidas en Melbourne, en dos llegué al quinto set. En otra jugué lesionado la final, aunque por supuesto, frente a un gran oponente", recordó para explicar ese único título en Australia.

ig/chc/psr