Miembros del personal sanitario transfieren a un paciente de una ambulancia al hospital Jinyintan, donde los pacientes con neumonía causada por la nueva cepa del coronavirus están siendo tratados, en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 20 de enero de 2020. REUTERS/Corresponsal
Miembros del personal sanitario transfieren a un paciente de una ambulancia al hospital Jinyintan, donde los pacientes con neumonía causada por la nueva cepa del coronavirus están siendo tratados, en Wuhan, provincia de Hubei, China, el 20 de enero de 2020. REUTERS/Corresponsal

Por Brenda Goh y Sophie Yu

SHANGHÁI, 21 ene (Reuters) - China informó de una cuarta muerte por un nuevo coronavirus, lo que provocó nerviosismo en los mercados asiáticos en un momento en el que cientos de millones de chinos se preparan para viajar con motivo del Año Nuevo Lunar.

Las autoridades sanitarias de todo el mundo han intensificado las pruebas de detección, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) convocó un comité el miércoles para evaluar la posibilidad de declarar la emergencia sanitaria internacional, después de que China confirmara que el virus se propaga a través del contacto humano.

Las bolsas asiáticas entraron en terreno negativo después de que los inversores asociaran el nuevo brote con la propagación del síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés) de 2002/2003, otro tipo de coronavirus que emergió en China y se convirtió en una pandemia mundial que se cobró casi 800 víctimas mortales.

El yuan chino se llegó a dejar casi medio punto porcentual e iba en camino de su peor día en un mes, mientras que las acciones de empresas de aerolíneas y turismo perdían terreno en toda la región.

"Debido al Año Nuevo Lunar chino, millones de personas se trasladarán a su ciudad natal por toda China, lo que hace que la situación se vuelva incontrolable", dijo Margaret Yang, analista de CMC Markets en Singapur, refiriéndose al período de vacaciones en el país que comienza oficialmente el viernes.

"Estas ventas son sólo el comienzo, veremos más en los próximos días".

El número de casos conocidos se triplicó con creces el lunes hasta alcanzar los 223, la mayoría en la central ciudad de Wuhan, origen del brote, pero también en Pekín y Shanghái, según informaron las autoridades chinas. También se han registrado dos casos en Tailandia, uno en Japón y otro en Corea del Sur.

Una cuarta persona murió el 19 de enero, según informó la Comisión Municipal de Salud de Wuhan el martes. Se trata de un hombre de 89 años, quien entre otros problemas de salud padecía una enfermedad coronaria, habiendo desarrollado los síntomas el 13 de enero e ingresado en el hospital cinco días después, agregó la institución.

Todavía se está investigando el origen del virus. Sin embargo, la OMS dice que la fuente principal es probablemente animal y las autoridades chinas han vinculado el brote a un mercado de mariscos en Wuhan.

(Información de Brenda Goh desde Shanghái, Sophie Yu y Se Young Lee desde Pekín, John Geddie desde Singapur; Escrito por Se Young Lee; Editado por Stephen Coates; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)