El presidente de LaLiga Javier Tebas advirtió que las desigualdades financieras entre los clubes europeos aumentarán con la reforma de los torneos como la Liga de Campeones y el Mundial de Clubes, con el peligro de desestabilización que ello comportará en los campeonatos nacionales.

China albergará en junio y julio de 2021 el nuevo Mundial de Clubes, aumentado a 24 equipos, mientras que ya se está discutiendo sobre la reforma de la Liga de Campeones, el torneo estrella de la UEFA, a partir de 2024.

Tebas considera que los nuevos ingresos generados por estos torneos deberían redistribuirse mejor para evitar el dominio de los grandes clubes de Europa.

Por ejemplo, el Liverpool ha establecido un nuevo récord en los grandes campeonatos europeos al sumar 64 puntos de 66, después de que el Manchester City lograse el título en las dos últimas temporadas superando la barrera de los 100 puntos.

Barcelona y Real Madrid también alcanzaron los 100 puntos en La Liga en la última década.

En Italia, la Juventus ha ganado los ocho últimos campeonatos, el Bayern Múnich se ha coronado campeón en las siete últimas Bundesligas y el París SG ha ganado seis de las últimas siete Ligue 1.

"No creo que estemos ayudando al fútbol si la riqueza que generamos va a los grandes clubes, pero esto es lo que está sucediendo; los grandes clubes compartes una gran parte de sus ingresos con sus jugadores", dijo Tebas en un encuentro con la prensa en Londres.

"Al final, en lugar de tener 12 Ferraris, tendremos 15. En lugar de 10 Lamborginis tendremos 12. Estamos tratando con grandes clubes que generan una gran cantidad de dinero. Nuestro objetivo es redistribuir esta riqueza", añadió.

La propuesta de reformar la primera fase de la Liga de Campeones, con cuatro grupos de ocho equipos cada uno y un sistema de ascenso y descenso del mayor torneo continental de clubes ha sido rechazada, pero se espera que algún tipo de reforma se aplicará en los próximos años.

Paralelamente, la FIFA pretende ampliar el Mundial de Clubes a 24 equipos, lo que ya ha provocado las críticas de los entrenadores del Liverpool y del Manchester City, Jurgen Klopp y Pep Guardiola, que denuncian el aumento de partidos en un calendario ya de por sí muy cargado.

A Tebas no parece preocuparle tanto la salud de los jugadores, sino que el aumento de ingresos generados por este torneo incremente la desigualdad financiera entre los clubes que tomen parte en él y el resto.

"No se trata solo de generar más dinero y crear un legado, como está haciendo la FIFA con el Mundial de Clubes, por ejemplo. A menudo no se tienen en consideración las implicaciones, las ramificaciones y eso puede provocar daños", alertó Tebas.

"Todo lo que estamos hablando sobre nuevos formatos y torneos no beneficiará al fútbol de base, sino a los 10 o 15 principales clubes", denunció.

Por primera vez, los octavofinalistas de Champions proceden todos de los cinco grandes campeonatos europeos: Inglaterra, España, Alemania, Italia y Francia.

Tebas instó a una mayor redistribución de los ingresos televisivos de la UEFA para evitar que los equipos de estos cinco grandes campeonatos copen las últimas rondas de la Champions: "Necesitamos ser capaces de ayudar a las otras ligas y colocarlas en una buena situación para que puedan crecer y esto significa redistribuir la riqueza generada".

"Si continuamos teniendo problemas económicos en los campeonatos del Este de Europa u otras ligas como la griega, en pocos años nuestra industria colapsará. Necesitamos fortalecer al fútbol en su conjunto", reclamó.

kca/mcd