El ejército canadiense enviará entre 150 y 200 soldados a Terranova y Labrador (este) para ayudar a la provincia del Atlántico a recuperarse de una tormenta que la enterró en una cantidad excepcional de nieve, anunció el domingo el ministro de Defensa Harjit Sajjan.

Se esperaba que estos soldados comenzaran tan pronto como el domingo por la noche a contribuir en las operaciones de limpieza y remoción de nieve.

Más de 70 centímetros de nieve cayeron en 24 horas en la capital provincial, San Juan de Terranova. La nieve y los ventisqueros causados por vientos de más de 100 km/h han bloqueado calles y carreteras, y han enterrado automóviles y algunas casas.

El número de soldados en la zona podría llegar a 250 o 300 en los próximos días dependiendo de las necesidades, dijo el ministro.

Las Fuerzas Armadas canadienses también proporcionarán dos aviones Hércules y dos helicópteros, dijo Sajjan durante una conferencia de prensa.

Se espera que las operaciones de remoción de nieve sean extensas y eventuales complicaciones por más nevadas. Los servicios meteorológicos canadienses pronosticaban nevadas de 10 a 15 cm para las próximas horas.

ps/hh/mls/dg