El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, pidió el viernes a los haitianos "resistirse a toda escalada" en la crisis política, económica y social que vive el país caribeño, durante una ceremonia de la organización para conmemorar el décimo aniversario del terremoto que asoló a esta nación.

"Hoy, la inseguridad y el lento crecimiento económico contribuyen a agravar las tensiones sociales y el deterioro de la situación humanitaria. Exhorto a los haitianos a resolver sus diferencias a través del diálogo y a que se resistan a toda escalada que podría revertir los logros conseguidos en el decenio pasado", dijo.

Guterres cerró su discurso con un "Kenbe fèm", que en la lengua criolla haitiana significa "mantengámonos fuertes, sigamos hacia adelante".

El jefe de la ONU no habló explícitamente de la crisis política que sacude al país. El mandato de los diputados finaliza el lunes, después de que el Parlamento fuera incapaz en noviembre de acordar nuevas elecciones legislativas y municipales.

Si bien el presidente Jovenel Moise tiene la posibilidad de gobernar por decreto, afronta una situación complicada pues durante todo 2019 sus oponentes no pararon de exigir su dimisión por su supuesta implicación en un escándalo de corrupción.

El seísmo que sacudió el país el 12 de enero de 2010 dejó más de 200.000 muertos, entre ellos había 102 trabajadores de la ONU de 30 países, la mayor tragedia de empleados de la organización en un solo desastre natural.

prh/seb/dga/llu