Foto de archivo. Una señora realiza compras en un supermercado Walmart de Rogers, Arkansas, EEUU. 6 de junio de 2013. REUTERS/Rick Wilking.
Foto de archivo. Una señora realiza compras en un supermercado Walmart de Rogers, Arkansas, EEUU. 6 de junio de 2013. REUTERS/Rick Wilking.

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 16 ene (Reuters) - Las ventas minoristas de Estados Unidos se incrementaron en diciembre por tercer mes consecutivo, ya que los hogares compraron un amplio rango de bienes a pesar de que redujeron sus gastos en vehículos, lo que sugiere que la economía mantuvo un ritmo moderado de crecimiento hacia fines de 2019.

Otro dato publicado el jueves indicó que el número de estadounidenses que presentó subsidios por desempleo bajó por quinta semana consecutiva, lo que sugiere que el mercado laboral siguió siendo robusto a pesar de la reciente desaceleración de la creación de trabajos.

Este factor debería sostener el gasto del consumidor y probablemente mantener la expansión económica más prolongada en la historia.

El miércoles, la Reserva Federal estimó que la economía tuvo un crecimiento modesto en las últimas seis semanas del 2019. El banco central estadounidense ha indicado que podría dejar las tasas de interés sin cambios al menos durante este año, luego de haber reducido los costos de endeudamiento tres veces en 2019.

El Departamento del Comercio dijo el jueves que las ventas minoristas aumentaron un 0,3% el mes pasado, en línea con lo esperado por analistas. Los datos de noviembre fueron revisados al alza para indicar un incremento de 0,3% en lugar del avance de 0,2% reportado inicialmente.

En la comparación interanual, el reporte marcó un alza de 5,8% para el último mes del año pasado. Excluyendo las ventas de autos, materiales de construcción, servicios de alimentación, la lectura arrojó un alza de 0,5% el mes pasado.

PANORAMA LABORAL ROBUSTO

Aunque un reporte divulgado la semana pasada apuntó a una desaceleración de la creación de puestos de trabajo en diciembre, el mercado laboral permanece sólido.

En un reporte por separado, el Departamento del Trabajo dijo el jueves que los pedidos iniciales de subsidios estatales por desempleo descendieron en 10.000 a una cifra ajustada estacionalmente de 204.000 en la semana finalizada el 11 de enero.

Economistas habían previsto que los pedidos de ayuda por desocupación subirían a 216.000 en la última semana.

Pero aunque estas solicitudes están cayendo, hay señales preocupantes en el mercado laboral. El dato del jueves indicó que hubo despidos en el 2019 y en inicios del 2020 en las áreas de manufacturas, transportes, construcción, educación, hotelería y en la industria de alimentos.

Algunas de las pérdidas de empleos en las manufacturas, que se propagaron en al menos ocho estados, podrían estar relacionadas a la guerra arancelaria de 18 meses entre Estados Unidos y China, la cual podría aplacarse tras la firma de la primera fase de un acuerdo comercial el miércoles.

En otro reporte, el Departamento de Comercio reportó que inventarios mayoristas tuvieron en noviembre su mayor descenso en más de dos años y medio ante un repunte en las ventas, lo que sugiere que la inversión en existencias podría ser un lastre para el crecimiento del cuarto trimestre.

Los inventarios mayoristas cayeron un 0,2% en noviembre, su mayor descenso desde abril de 2017, tras su alza de 0,1% de octubre. Economistas consultados por Reuters habían previsto un declive de 0,1% en el penúltimo mes del año.

(Reporte de Lucia Mutikani. Editado en español por Marion Giraldo)