Foto del miércoles del presidente de EEUU, Donald Trump, tras firmar el acuerdo comercial de Fase 1 con China en la Casa Blanca. Ene 15, 2020. REUTERS/Kevin Lamarque
Foto del miércoles del presidente de EEUU, Donald Trump, tras firmar el acuerdo comercial de Fase 1 con China en la Casa Blanca. Ene 15, 2020. REUTERS/Kevin Lamarque

LONDRES, 16 ene (Reuters) - El responsable de comercio de la Unión Europea dijo el jueves que el bloque comprobaría si un importante acuerdo comercial alcanzado entre Estados Unidos y China cumple las normas mundiales.

El miércoles, Washington y Pekín redujeron la intensidad de su disputa comercial de 18 meses que ha afectado al crecimiento mundial con la firma de un acuerdo comercial inicial según el cual China impulsará la compra de bienes y servicios estadounidenses en 200.000 millones de dólares a cambio de la retirada de algunos aranceles de Estados Unidos.

"El diablo está en los detalles", dijo el comisario de Comercio de la UE, Phil Hogan, en una conferencia en Londres, hablando por videoconferencia desde Washington, donde se reunirá con altos cargos de EEUU esta semana. Hogan dijo que los detalles eran, hasta ahora, "un poco incompletos".

"Se han salido del marco habitual para hacer tratos... y están tratando directamente sobre una base bilateral y tendremos que evaluar si cumple con la OMC".

Hogan dijo que las "reformas estructurales" en China que la UE y Estados Unidos querían no se abordaban en el acuerdo y que la UE quería ver lo que estaba sobre la mesa en la segunda fase de las negociaciones entre Estados Unidos y China.

Al preguntársele sobre una disputa entre Francia y Estados Unidos por un impuesto digital que ha llevado a Washington a amenazar con imponer derechos de hasta el 100% a las importaciones de champán, bolsos y otros productos franceses por valor de 2.400 millones de dólares, Hogan dijo que pensaba que con el tiempo se encontraría una forma de implementar un impuesto global en relación con los gigantes de la tecnología como Amazon y Google.

"Al final del día creo que todo el mundo acepta, incluyendo a Estados Unidos, que habrá un impuesto mundial para tratar con las empresas de tecnología - es una cuestión de cómo definimos eso y con qué criterios terminamos", dijo, añadiendo que podría tomar hasta el 2021 o 2022 para que las conversaciones se profundicen.

En cuanto a la largamente retrasada reforma de la Organización Mundial del Comercio, Hogan dijo que esperaba que Estados Unidos avanzara sólo en el año 2021 después de la elección presidencial en noviembre de este año.

También reiteró los comentarios que hizo la semana pasada la presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen, quien dijo que será imposible para Reino Unido negociar todos los aspectos de su futura relación con la UE para finales de 2020, el plazo establecido por el primer ministro Boris Johnson, y que ambas partes tendrán que establecer prioridades.

(Información de Kylie MacLellan y William Schomberg; editado por Stephen Addison)