Los eurodiputados de extrema derecha de España llevaron este martes ante la justicia europea la decisión de la Eurocámara de reconocer a líderes independentistas catalanes como eurodiputados, anunció el líder de su partido.

"Pretendemos con esta demanda la anulación de la decisión del Parlamento Europeo (...) y lanzar el mensaje de que no vamos dejar pasar ni una en la defensa de nuestra soberanía y de la legalidad nacional", anunció el presidente de Vox, Santiago Abascal, en Estrasburgo (noreste de Francia).

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), contactado por la AFP, no pudo por el momento confirmar la recepción del recurso anunciado por Vox.

El ex presidente catalán Carles Puigdemont y su ex consejero, Toni Comín, participaron el lunes en su primer pleno de la Eurocámara luego que la institución los reconociera como eurodiputados en base a una sentencia de diciembre del TJUE.

El alto tribunal, en su sentencia sobre el caso de otro independentista, Oriol Junqueras, falló que un político adquiere la condición de eurodiputado electo "desde el momento de la proclamación de los resultados electorales".

Tras los comicios europeos de mayo, las autoridades electorales españolas proclamaron el 13 de junio los diputados electos, entre los que figuraban los tres independentistas, pero retiró días después sus nombres de la lista enviada a la Eurocámara por no cumplir el trámite de jurar la Constitución española.

La sentencia de la corte de Luxemburgo abrió la puerta de la Eurocámara a Puigdemont, Comín y Junqueras, aunque una condena del Tribunal Supremo español, en octubre, a 13 años de prisión e inhabilitación por el intento de secesión de 2017 la cerró de nuevo para este último.

"La decisión del Parlamento Europeo tomada por el presidente [David] Sassoli es una clara extralimitación de sus competencias y supone una violación de la legislación española", agregó Abascal, presidente de la tercera fuerza política en el Parlamento español.

tjc/age