Rusia denunció este martes la decisión "profundamente decepcionante" de Francia, Alemania y el Reino Unido de apelar a un mecanismo de resolución de disputas para obligar a Irán a respetar sus compromisos nucleares, so pena de sanciones.

"No excluimos que las acciones irreflexivas de los europeos puedan conducir a una nueva escalada en torno al acuerdo sobre el programa nuclear iraní", declaró el ministerio de Relaciones Exteriores ruso en un comunicado.

"El mecanismo de solución de conflictos fue creado con fines totalmente diferentes. Las causas de la dificultad de aplicación del acuerdo son ampliamente conocidas y no están relacionadas con Irán", sino con Estados Unidos, que se retiró unilateralmente del texto en 2018 e impuso nuevas sanciones contra Teherán, acusó Moscú.

Según el gobierno ruso, el programa nuclear iraní "sigue bajo control constante del OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica), sin precedentes por su amplitud la profundidad de su verficiación".

pop/glr/jz/age