La inflación mensual en Estados Unidos se ubicó, de acuerdo con lo esperado por los analistas, en 0,2% en diciembre, después de registrar un alza de 0,3% en noviembre, según el índice CPI publicado el martes por el Departamento de Trabajo.

El alza en los precios estuvo impulsada sobre todo por los combustibles, que registraron una suba de 2,8%, así como por la vivienda y los servicios médicos.

Vestimenta, seguros de automóviles, entretenimiento y vehículos nuevos también aumentaron en diciembre, mientras que los precios de vehículos y camiones usados, mobiliario y pasajes de avión registraron un descenso.

El registro de la inflación en todo 2019 llegó así a 2,3%, el crecimiento anual más importante de este indicador desde octubre de 2018.

jul/vog/oaa/piz/lda