BARCELONA, 14 ene (Reuters) - Ernesto Valverde fue despedido del FC Barcelona pese a que lidera la Liga española de fútbol, porque el equipo necesitaba un nuevo impulso, dijo el martes el presidente del club Josep Maria Bartomeu durante la presentación del nuevo técnico, Quique Setién.

El exentrenador del Real Betis firmó un contrato hasta junio de 2022 tras la salida el lunes de Valverde a pesar de ganar dos títulos consecutivos de la Liga y la Copa del Rey 2018.

"En las últimas semanas había una dinámica que no estaba muy bien, lo habíamos hablado con él (Valverde). No es algo nuevo para él (...) Después de hablarlo hemos decidido que lo mejor era darle un nuevo impulso al equipo, darle un impulso a los jugadores con un cambio", afirmó Bartomeu en la presentación de Setién.

"Empezamos bien, vamos primeros en la Liga, en la Champions estamos en octavos, el trabajo de Valverde a mí me ha gustado mucho, pero era el momento de hacer un cambio, un nuevo impulso", agregó.

Barcelona logró el título de Liga en las dos primeras temporadas de Valverde al mando, finalizando muy por delante de sus seguidores más cercanos, Real Madrid y Atlético de Madrid.

Pero la reputación del entrenador quedó dañada seriamente con dos eliminaciones sorpresivas en la Liga de Campeones a manos del AS Roma y del Liverpool.

El desempeño del equipo ha declinado esta temporada y pese a que los catalanes lideran el torneo local por diferencia de goles, la junta directiva del Barca perdió la fe en Valverde después de la derrota de la semana pasada a manos del Atlético de Madrid en la Supercopa Española.

Bartomeu rechazó las sugerencias de que la decisión de sacar a Valverde se tomó de forma apresurada y sin un sucesor claro.

El Barca confirmó que intentó contratar a la exestrella del club Xavi Hernández, mientras que medios españoles aseguraron que se acercó al técnico holandés Ronald Koeman y al argentino Mauricio Pochettino.

"Me hubiera gustado poder hacer las cosas de otra manera. El talante de este club no es este. Y de hecho las últimas semanas, y los últimos meses hemos hablado con muchos entrenadores. Es nuestra obligación. El trabajo estaba hecho y por eso era el momento de hacer el cambio", afirmó Bartomeu.

(Reporte de Richard Martin, Editado en Español por Manuel Farías)