El jefe de la policía de Teherán declaró este lunes que recibió órdenes de actuar con "moderación" frente a las manifestaciones contra las autoridades desencadenadas después de que, el sábado, Irán reconociera haber derribado por error un avión civil ucraniano.

"La policía trató a las personas que se concentraron con paciencia y tolerancia. La policía no disparó en absoluto contra las concentraciones, porque se dieron órdenes de moderación a los policías de la capital", declaró el general Hosein Rahimi, en unas citas recogidas por la televisión estatal.

Irán reconoció el sábado que un misil disparado por un "error humano" provocó la catástrofe en la que murieron el miércoles 176 personas -la mayoría iraníes y canadienses, muchos de ellos binacionales-, después de que las autoridades negaran esa tesis, a la que apuntó desde el principio Ottawa.

Esa confesión indignó a los ciudadanos, que salieron en masa a manifestarse desde el sábado por la noche, coreando lemas contra las autoridades.

bur-mj/gk/jvb/mar