La policía de carreteras de Brasil (PRF) anunció el lunes que decomisó 1,1 toneladas de cocaína escondida en un camión cisterna cerca de Brasilia, la mayor cantidad de droga que se ha incautado en la capital.

"La policía abrió el tanque utilizado para [transportar] aceite vegetal y encontró la droga, en total habían 1.100 tabletas, [cada una] con casi un 1 kilo de sustancia análoga a la cocaína", indicó la PRF en un comunicado.

Al ser abordado por la policía en Cristalina (a unos 130 km de Brasilia), el chofer levantó sospechas debido a "su nerviosismo" y a su "ruta inusual".

El hombre explicó a los uniformados que había partido de Campinas, en el estado Sao Paulo (sudeste) y que se dirigía hacia Bahía, en el litoral del nordeste brasileño.

Según información preliminar a la que tuvo acceso el canal Globonews, las aduanas brasileñas han decomisado más de 57 toneladas de cocaína en 2019, un récord que refleja un aumento de 82% respecto a lo registrado en 2018.

Las incautaciones más grandes de drogas ocurrieron en el puerto de Santos (estado de Sao Paulo), el mayor de América Latina, desde donde parte la mayoría de los cargamentos de droga con destino a África y Europa.

lg/pt/val/js/dga