El juicio a Lamine Diack, antiguo presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), fue aplazado este lunes, al menos hasta junio, por la 32ª cámara correccional del Tribunal de París debido a problemas de procedimiento, anunció la presidenta Rose-Marie Hunault poco después de su comienzo.

La magistrada señaló que el caso, basado en un presunto sistema de corrupción destinado a proteger a los atletas rusos dopados, fue aplazado principalmente porque Senegal entregó "muy recientemente" actas de investigación que habían sido solicitadas por los jueces de instrucción en 2016 y sobre las que Dakar no había respondido hasta ahora.

Entre los elementos, una audiencia del hijo de Lamine Diack, el antiguo consejero de marketing de la IAAF Papa Massata Diack, refugiado en Dakar desde el comienzo de la investigación y que nunca ha respondido ante la justicia francesa.

Massata Diack es un actor clave en el caso y también iba a ser juzgado en París. "Estas piezas las recibimos físicamente esta mañana, no las hemos podido estudiar", señaló uno de los fiscales financieros, Arnaud de Laguiche, mostrando a los jueces un enorme dosier.

"No podemos hacer como que estas piezas no existieran", añadió.

El otro fiscal financiero presente en la audiencia, Eric Russo, señaló otro problema de procedimiento, en el mandato de arresto internacional que había sido dictado por la justicia internacional contra Papa Massata Diack.

El caso, que estalló en noviembre de 2015 con la detención de Lamine Diack en París, fue desarrollándose de manera tentacular, sacando a la luz otros polémicos casos que han dañado la imagen del deporte.

Desde 2016, Rusia ha sido acusada de dopaje institucional a gran escala y la justicia francesa también tiene sospechas de corrupción en los procesos de atribución de los Juegos Olímpicos de Rio-2016 y Tokio-2020.

A los 86 años, el que fuera patrón del atletismo mundial de 1999 a 2015, tiene prohibido abandonar territorio francés y podría ser condenado, en teoría, hasta con 10 años de prisión y una fuerte multa por corrupción activa y pasiva, abuso de confianza y blanqueo en banda organizada.

Diack llevó del brazo de un próximo este lunes a la sala, sin hacer declaraciones a los periodistas.

La presidenta de la cámara señaló que el juicio podría celebrarse ahora entre el 3 y el 22 de junio.

arb-fbr/pm