HONG KONG (AP) — Más de un millar de personas asistieron el domingo a una marcha en Hong Kong para pedir a ciudadanos y gobiernos extranjeros que apoyaran al movimiento prodemocracia hongkonés y se opusieran al gobernante Partido Comunista chino.

Representantes de grupos activistas aliados de Canadá, Europa y Taiwán hicieron declaraciones y lideraron a los asistentes coreando “¡Luchad por la libertad! ¡Alzaos con Hong Kong!”.

Los oradores celebraron los resultados de las elecciones presidenciales del sábado en Taiwán, donde Tsai Ing-wen, candidato del Partido Democrático Progresista, obtuvo un segundo mandato por abrumadora mayoría.

Meses después de que comenzaran las protestas en Hong Kong, un territorio semiautónomo chino, han destacado para muchos en Taiwán la diferencia entre su isla, gobernada de forma democrática, y la China continental, con un sistema autoritario.

“Los taiwaneses demostraron los pacífico que podría ser si tuviéramos democracia”, dijo el organizador de la marcha Ventus Lau.

“Y tenemos que entender que los taiwaneses lucharon con dureza en las décadas anteriores para poder tener este poder hoy”, añadió. “De modo que si queremos tener democracia como ellos, tenemos que pelear duro y continuar nuestra batalla contra el Partido Comunista”.

Hong Kong, una excolonia británica, fue devuelta a China en 1997. Según el concepto “un país, dos sistemas”, la ciudad disfruta de mayores libertades democráticas de las que hay en la China continental, pero los manifestantes afirman que esas libertades se han ido erosionando bajo el mandato del actual presidente de China, Xi Jinping.

Un estudiante de 20 años que estaba en la manifestación y se identificó por su apellido, Lee, dijo que los hongkoneses deberían tener derecho a elegir a su gobernante.

“La actual directora general (Carrie Lam) no fue elegida por todos los ciudadanos de Hong Kong”, dijo Lee. “De modo que aunque los ciudadanos de Hong Kong quieran que la directora general renuncie o haga cualquier cosa, la directora general puede simplemente ignorar nuestras voces y escuchar sólo lo que dice Hong Kong”.

El sufragio universal es una de las cinco demandas del movimiento, al igual que una investigación independiente sobre supuesta brutalidad policial.