La policía india rechazó a golpes de porra a manifestantes que intentaban bloquear el vehículo del primer ministro Narendra Modi para protestar contra una ley de ciudadanía considerada discriminatoria para los musulmanes y que genera manifestaciones en todo el país desde hace un mes.

Decenas de miles de personas se manifestaron toda la noche en Calcuta, en el este de India, para protestar contra la presencia de Modi en la capital del Estado de Bengala occidental, cuyos dirigentes locales se oponen a la ley.

La policía dijo que tuvo que intervenir ante manifestantes que intentaron detener el vehículo de Modi cerca de un estadio, donde el dirigente iba a defender su ley.

La controvertida ley facilita la concesión de la ciudadanía india a refugiados de Afganistán, Bangladés y Pakistán siempre y cuando que no sean musulmanes.

Aunque las protestas comenzaron como una lucha contra la ley de ciudadanía, muchos de los manifestantes buscan ahora contener el impulso del gobierno de convertir oficialmente a la India secular en una nación hindú.

Quienes se oponen a la ley consideran además que se trata de la primera etapa hacia la creación de un registro nacional que podría convertir en apátridas a muchos de los 200 millones de musulmanes indios.

Las manifestaciones se producen en todo el país, de mayoría hindú, desde que el parlamento votó la ley el 11 de diciembre. Al menos 27 personas, en su mayoría musulmana, han muerto en enfrentamientos.

str-ja/tw/kaf/mba/jhd/me/af