El veterano piloto español Carlos Sainz (Mini) aumentó su ventaja como líder del rally Dakar en categoría de autos al lograr este domingo su tercera victoria de etapa, en un día de luto en la competición por la muerte del motorista portugués Paulo Gonçalves.

Sainz amarró la séptima especial, la más larga de este Dakar (546 km de sector selectivo), con más de dos minutos de ventaja sobre su primer perseguidor, el catarí Nasser Al Attiyah (Toyota), y casi tres minutos sobre su compañero, el francés Stéphane Peterhansel.

En la clasificación general, Sainz, doble ganador de la prueba, aumentó su distancia y ya ha dejado a Al Attiyah, vigente campeón, a diez minutos.

En las motos, la jornada se vistió de luto por la muerte del piloto portugués Paulo Gonçalves (Hero) tras una caída. El motorista de 40 años, segundo en la edición de 2015, disputaba su 13º Dakar.

El lunes, la octava etapa del rally consistirá en un recorrido de 716 km (477 de ellos de especial) alrededor de Wadi Al Dawasir, en Arabia Saudita.

dif/dep/gh