DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos (AP) — El nuevo líder de Omán, el sultán Haitham bin Tariq Al Said, prometió el sábado mantener la política exterior de su predecesor, el sultán Qaboos bin Said, que llevó al país árabe por las agitadas aguas del Golfo Pérsico al equilibrar una estrecha relación tanto con Estados Unidos como con Irán.

El nuevo dirigente, quien fue ministro de Cultura de Omán, habló tras ser nombrado como sucesor del sultán Qaboos, cuya muerte se anunció el sábado.

El mensaje del sultán Haithams a los omaníes y el mundo fue claro: Omán continuará por el camino que abrió Qaboos como facilitador de la paz.

“Seguiremos la misma línea del difunto sultán y los principios que estableció para la política exterior de nuestro país, la coexistencia pacífica entre las naciones y pueblo, y la buena conducta de vecinos al no interferir en los asuntos del otro”, dijo en su primer discurso público como sultán.

El hombre de 66 años estrechó las manos de familiares y altos mandos de seguridad antes de observar un disparo de cañón ceremonial. La familia Al Said ha dirigido Omán desde el siglo XVIII y alguna vez también gobernó Zanzíbar, en la costa de Tanzania.

Omán está en la punta suroriental de la Península Arábiga, con Irán al este. Comparte frontera con Yemen, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos.

Qaboos, el monarca más longevo del Medio Oriente, subió al trono tras derrocar a su padre en un golpe en 1970. Era conocido internacionalmente por su equilibrio diplomático en el Golfo Pérsico. Bajo su liderazgo, Omán solía actuar como facilitador de diálogo entre adversarios, incluyendo Irán y Estados Unidos.

Qaboos falleció a los 79 años de una enfermedad que nunca se reveló ni confirmó públicamente.

___

El periodista de The Associated Press Jon Gambrell, en Dubái, contribuyó a este despacho.