El Liverpool de Jurgen Klopp se acostará este sábado más líder luego de superar por la mínima (1-0) al Tottenham de Jose Mourinho (8º) en Londres y de la sorprendente derrota por 2-1 del Leicester (2º) frente al Southampton (12º), en partidos de la 22ª fecha de la Premier League.

El atacante brasileño Roberto Firmino (37) marcó la única diana del encuentro.

La vida sigue igual en Inglaterra. Mientras sus perseguidores luchan encarnizadamente para no perder de vista las posiciones de cabeza, los 'Reds' mantienen su velocidad de crucero y encadenan victoria tras victoria, sin importar el rival o el escenario.

"Hemos tenido que pelear por esta victoria, deberíamos haber matado el partido antes. Tuvimos ocasiones claras (...) creo que merecimos los 3 puntos", opinó el técnico alemán cuando acabó el duelo.

De esta manera, y con un partido atrasado por disputar, los hombres de Klopp lideran con sonrojante comodidad el campeonato inglés con 61 puntos, 16 más que el Leicester (45), que podría perder su segundo puesto si el Manchester City (3º, 44 unidades) vence el domingo (16h30 GMT) en campo del Aston Villa (17º).

Tras conquistar Europa en junio y el mundo a finales de diciembre, el Liverpool busca proclamarse campeón de Inglaterra por primera vez desde 1990, cuando la competición todavía no se llamaba Premier League.

Este sábado pasó por encima de unos 'Spurs' que reaccionaron muy positivamente a la llegada de Mourinho a su sala de máquinas a finales de noviembre pero que se han desfondado en las últimas semanas.

Los londinenses suman ya cuatro partidos sin ganar y marchan octavos en la clasificación con 30 puntos, ya a nueve de los puestos de Liga de Campeones que cierra el Chelsea (4º).

- Gazzaniga evitó el segundo -

No se puede decir que el Tottenham no plantara cara este sábado, pero el tridente ofensivo del Liverpool es demasiado poderoso.

Después de ir acercándose con peligro, los 'Reds' abrieron el marcador tras una gran definición de Firmino, que logró su séptimo tanto liguero.

Con la llegada del segundo tiempo los locales dispusieron de más oportunidades, aunque la más clara estuvo en la cabeza del senegalés Sadio Mané, quien remató un buen centro de Trent Alexander-Arnold (65), despejado por centímetros por el arquero 'spur', el argentino Paulo Gazzaniga.

"Creo que merecimos (un punto). Lo hemos intentado todo. Solo tengo orgullo hacia mis jugadores", declaró Mourinho al final del encuentro.

Este sábado se jugaron otros partidos. El Chelsea de Frank Lampard avasalló 3-0 al Burnley (15º) con goles de Jorginho (27 penal), Tammy Abraham (38) y Callum Hudson-Odoi (49) y alcanza los 39 puntos, cinco más que el Manchester United (5º).

"Fue una victoria muy convincente. Hoy hemos alcanzando un nivel que no habíamos alcanzado últimamente", opinó Lampard al final del partido.

Los 'Red Devils' no dieron opción este sábado al colista Norwich, a quien superaron con un claro 4-0.

- Del 9-0 al 2-1 -

El conjunto de Old Trafford se afianza en los puestos de Europa League, mantiene viva su persecución a los 'Blues' y aprovecha la derrota de los 'Spurs' para distanciarlos en su pugna por las posiciones europeas.

De su lado, el Leicester se vio este sábado sorprendido y remontado 2-1 por el Southampton, a quien barrió del mapa con un contundente 9-0 en su enfrentamiento a finales de octubre en la 10ª fecha de la Premier.

Esta vez los de Brendan Rodgers volvieron a adelantarse en el marcador, por medio de Dennis Praet (14), pero el cuadro visitante empató a los pocos minutos con un tanto de Stuart Armstrong (19) y se cobró la venganza con la definitiva diana de Danny Ings (81).

En el primer partido del día, el Arsenal, brillante durante casi toda la primera parte, acabó concediendo un decepcionante empate (1-1) en su visita al Crystal Palace (9º).

Con este punto sumado, los 'Gunners' del español Mikel Arteta siguen lejos de la zona alta de la clasificación, ocupando la 10ª plaza con 28 puntos, a once de la zona 'Champions'.

bur-gh/pm