La Eurocámara ya no reconoce al independentista catalán Oriol Junqueras, condenado en España a 13 años de prisión por el intento de secesión de 2017, como eurodiputado, anunció este viernes la institución, que debe ahora pronunciarse sobre la inmunidad de otros dos líderes.

"El mandato [como eurodiputado] del señor Junqueras i Vies expiró con efecto 3 de enero de 2020", anunció en una declaración el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, pese al llamado de éste a que protegiera su inmunidad.

Sassoli confirmará la decisión al inicio de la próxima sesión plenaria el lunes en Estrasburgo (noreste de Francia), donde serán aceptados en cambio el ex presidente regional Carles Puigdemont y su ex consejero Toni Comín en el hemiciclo.

Los tres habían conseguido su escaño después de una sentencia en diciembre del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que los reconocía como eurodiputados desde su elección en mayo, contra la posición de España.

Pero a diferencia de Puigdemont y Comín, sobre quienes pesa una orden de extradición europea tras marcharse a Bélgica en 2017 para esquivar la acción de la justicia española, Junqueras se quedó en España y fue condenado en octubre.

La Eurocámara recuerda que la Junta Electoral Central (JEC) de España decidió el 3 de enero anular su mandato de eurodiputado por su condena a 13 años de inhabilitación, una decisión que confirmó el Tribunal Supremo español el jueves.

El político preso, a través de una carta de la eurodiputada Diana Riba, había pedido en vano en la mañana al presidente de la Eurocámara que protegiera su inmunidad y urgiera a las autoridades españolas a su "liberación".

"El Parlamento Europeo está obligado a tomar nota sin dilación de las decisiones que con carácter definitivo tomen las autoridades judiciales competentes de los Estados miembros", precisó Sassoli en su declaración.

El partido de Junqueras, ERC (izquierda), anunció que recurrirán la decisión ante el Tribunal General de la UE para defender su "inmunidad parlamentaria" y urgió a Sassoli a explicar las "presiones" que recibió.

- Suplicatorio -

A pesar de la decisión de este viernes, la crisis catalana de España está lejos de desaparecer de la Eurocámara, donde se estrenarán el próximo lunes en la sesión plenaria Puigdemont y Comín.

La eurodiputada del PPE (derecha) Dolors Montserrat celebró "una nueva victoria para los demócratas" tras la decisión sobre Junqueras, mientras que la jefa de filas de los socialistas Iratxe García destacó el apego a la "legalidad" de Sassoli.

"El presidente de la Eurocámara se pliega ante la justicia política española al negarse a proteger el mandato de Oriol Junqueras", lamentó por su parte la eurodiputada de izquierda radical Manon Aubry.

El grupo de ecologistas y regionalistas en el parlamento, que nombraron días atrás a Junqueras como su vicepresidente, habían expresado en la mañana su "sorpresa" por la decisión de la justicia española.

Aubry forma parte de la comisión de Asuntos Legales de la Eurocámara que está llamada a estudiar el suplicatorio formulado este viernes por el juez del Tribunal Supremo español Pablo Llarena contra los otros líderes catalanes.

La Eurocámara no pudo confirmar por el momento la recepción de la solicitud de levantar la inmunidad a Puigdemont y Comín, un proceso que suele tomar entre semanas y meses y que Sassoli podría lanzar a partir del próximo lunes.

Si la Eurocámara decide en última instancia por mayoría simple retirarles la inmunidad, estos podrían enfrentarse de nuevo a las euroórdenes de España, que la justicia belga suspendió en enero al estimar su inmunidad como eurodiputados.

"Trabajaremos para que el Parlamento Europeo conceda el suplicatorio lo más rápido posible", aseguró el eurodiputado liberal español Luis Garicano, para quien la institución "no será refugio de los fugados de la justicia".

burs-tjc/jz