Los precios de los alimentos aumentaron en el mundo en 2019 y en diciembre alcanzaron su máximo en cinco años por la subida del aceite de palma, indicó este jueves la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El índice mensual de la FAO de los precios de los alimentos fue de 181,7 puntos de media en diciembre, un aumento del 2,5% en relación a noviembre.

Se trata del nivel más alto desde diciembre de 2014, indicó la FAO en un comunicado, y la tercera subida mensual consecutiva.

Este índice mensual registra las variaciones de los precios internacionales de cinco grandes categorías de alimentos que se negocian en los mercados internacionales: cereales, aceites vegetales, carne, productos lácteos y azúcar.

En 2019 la media del índice fue de 171,5 puntos, un 1,8% más que 2018, inferior sin embargo al 25% de 2011, una cifra récord.

En diciembre, los aceites para alimentación fueron los que más aumentaron, en un 9,4% en relación a noviembre.

La razón es la subida del aceite de palma provocada por la fuerte demanda de biocarburantes y también por la incertidumbre sobre su aprovisionamiento.

El azúcar aumentó un 4,8% en diciembre por la subida del petróleo, que llevó a las refinerías de azúcar a usar más caña para producir etanol y, en consecuencia, a reducir la disponibilidad del alimento a nivel mundial.

Por su parte el índice de los productos lácteos aumentó un 3,3% en diciembre en relación al mes anterior.

El precio de los cereales progresó en 1,4% por la subida del trigo y a pesar de la demanda creciente de importación desde China y "de los problemas logísticos en Francia por las incesantes manifestaciones", apunta la FAO.

El índice de la carne alcanzó una media de 191,6 puntos en diciembre, un nivel estable en relación a su valor de noviembre.

im/cd/spi/pc/age