El primer ministro británico, Boris Johnson, afirmó que dispone de informaciones según las cuales el avión ucraniano que se estrelló el miércoles cerca de Teherán, matando a las 176 personas a bordo, fue "derribado" por un misil iraní.

"Ahora hay un conjunto de informaciones", según las cuales el avión "fue derribado por un misil tierra-aire iraní", lo cual "pudo haber sido accidental", declaró Johnson en un comunicado, poco después del anuncio en ese sentido del primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

Johnson reiteró su llamado a todas las partes para que "disminuyan las tensiones en la región" con carácter urgente.

El primer ministro precisó que cuatro británicos están entre las 176 personas que murieron en el accidente del Boeing 737 ucraniano. Las autoridades británicas mencionaban hasta ahora tres.

"Estamos trabajando estrechamente con Canadá y nuestros socios internacionales, ahora es necesario que haya una investigación completa e independiente", añadió.

El primer ministro británico también pidió una repatriación "inmediata y respetuosa" de los cuerpos de las víctimas.

En una conferencia de prensa, Trudeau aseguró: "Tenemos información de múltiples fuentes, incluidos nuestros aliados y nuestros propios servicios", que indica que el avión fue derribado "por un misil tierra-aire iraní".

En la noche del jueves, el Ministerio de Asuntos Exteriores iraní pidió a Canadá que comparta esa información e invitó a Boeing a "participar" en la investigación sobre el avión ucraniano.

spe/phv/har/mis