El presidente de la Federación Internacional de Halterofilia (IWF), el húngaro Tamas Ajan, calificó este jueves de "calumniosas" las acusaciones "injustas" de corrupción y dopaje contra él y amenazó con acudir a la justicia.

"La IWF se reserva el derecho de acudir a la justicia contra el que esparza mentiras y calumnias", escribió Ajan, de 80 años, en un comunicado transmitido a la agencia húngara MTI, como respuesta a una investigación publicada el domingo por la televisión alemana ARD.

"La ARD menciona la halterofilia como un deporte donde millones desaparecen, que simplemente no es verdad", añadió Ajan, "que espera pruebas", tras las declaraciones hechas en la ARD por el presidente de la federación alemana.

Según este último, se habrían cubierto durante años prácticas de dopaje y la puesta en marcha de "una cultura de corrupción".

Hasta 2017, halterófilos de alto nivel no habrían sido controlados de manera regular y algunos controladores antidopaje habrían recibido dinero por manipular las muestras.

La ARD cuenta con documentos que muestran que cerca de 4,5 millones de euros pagados a la IWF por el Comité Olímpico Internacional (COI) habrían sido transferidos a cuentas en Suiza, en las que Ajan era el único controlador.

"Conviene subrayar que sí, que hay dos cuentas bancarias, pero no es ningún secreto", reaccionó Ajan, que se considera víctima de "un ataque injusto".

"Todos los miembros del consejo de administración estaban al corriente, soy cofirmante con el secretario general y el tesorero, mientras que otros tres miembros del consejo de administración tienen delegadas firmas en la banca", precisó.

"Mi vida y 50 años de trabajo están arruinados por esta película", dijo Ajan.

"Incluso Thomas Bach, presidente del COI, declaró que el trabajo antidopaje efectuado por la IWF es excelente", dijo en una entrevista con la prensa húngara.

El dirigente cuenta con responder a las acusaciones ante el COI, que en junio de 2017 había puesto a la halterofilia bajo vigilancia, antes de confirmarla para los Juegos de París 2024, al declararse satisfecho de los esfuerzos realizados por la IWF.

pmu-bg/pm