Italia sigue con "gran preocupación" los acontecimientos en Irak, "condena" el ataque de Irán contra bases militares con soldados estadounidenses y anuncia que mantendrá sus militares en ese país.

"Italia sigue con gran preocupación los últimos acontecimientos en Irak y condena el ataque de Teherán a dos bases que albergan soldados de la coalición. Se trata de un acto grave que aumenta la tensión en un contexto ya crítico y muy delicado", aseguró en un comunicado oficial.

Italia instó a "redoblar los esfuerzos políticos y diplomáticos para normalizar la situación y restaurar la seguridad en la región" y recordó que "la opción militar es totalmente inaceptable".

La víspera el ministerio de Defensa italiano anunció que mantendrá en Irak a los cerca de 1.000 soldados desplegados en ese país en el marco de la coalición internacional que combate el grupo extremista Estado Islámico (IS) liderada por Estados Unidos pese a las tensiones generadas por el asesinato la semana pasada del general iraní Qasem Soleimani en una operación militar estadounidense.

Francia también aseguró que dejará a sus tropas en Irak, aunque Canadá y Alemania anunciaron el repliegue de una parte de sus soldados hacia Jordania y Kuwait. Además, la OTAN decidió retirar temporalmente una parte de su personal de Irak.

Según medios de comunicación italianos, que citan fuentes militares, "unas pocas docenas" de soldados italianos fueron trasladados de un centro de operaciones cercano a la embajada de Estados Unidos en Irak debido a disparos de morteros.

Italia envió a más de 900 soldados a Irak y sus alrededores, incluido 300 a Kuwait, mientras unos 450 entrenan a combatientes kurdos en Erbil, 90 fueron desplegados a Kirkuk y 50 a Bagdad, según medios locales.

bur-kv/zm