El príncipe Enrique y su esposa Meghan anunciaron este miércoles que abandonarán sus funciones de primer rango como miembros de la familia real británica para pasar más tiempo en Norteamérica.

"Tenemos la intención de retirarnos como miembros de primer rango de la familia real y trabajar para adquirir independencia financiera, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina", explicó el histórico comunicado del Palacio de Buckingham.

"Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido iniciar una transición este año y empezar a labrarnos progresivamente un nuevo papel dentro de esta institución", añadieron.

"A partir de ahora queremos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y Norteamérica", añadieron.

La familia real británica vivió en 2019 un año turbulento.

Enrique y Meghan, duques de Sussex, pasaron las Navidades en Canadá tras quejarse públicamente de la excesiva presión de los medios de comunicación.

Los duques y su recién nacido Archie pasaron las fiestas con la madre de Meghan, Doria Ragland.

jwp/rjm/klm/jz/age