NUEVA DELHI (AP) — Las aerolíneas comerciales están ajustando sus rutas en Medio Oriente a fin de evitar posibles peligros durante la escalada de tensiones entre Estados Unidos e Irán.

Los desordenados itinerarios podrían afectar hasta a 15.000 pasajeros al día, prolongar los tiempos de vuelo en un promedio de 30 a 90 minutos, y dañar severamente los balances finales de las aerolíneas, señalaron analistas de la industria.

Existe ansiedad de que el conflicto entre los añejos rivales pueda intensificarse después del ataque de Irán con misiles balísticos en contra de dos bases iraquíes en las que había tropas estadounidenses estacionadas. La ofensiva del miércoles fue en represalia por la muerte del general de la Guardia Revolucionaria Qassem Soleimani en un ataque estadounidense con drones cerca de Bagdad la semana pasada.

“En una situación de guerra, la primera víctima siempre es el transporte aéreo”, dijo el consultor de aviación con sede en Dubái Mark Martin, resaltando que hubo aerolíneas que quebraron durante las guerras del Golfo Pérsico y Yugoslavia.

Al menos 500 vuelos comerciales atraviesan a diario los espacios aéreos de Irán e Irak, declaró Martin.

Un avión de pasajeros ucraniano chocó el miércoles poco después de despegar de la capital iraní, matando a los 167 pasajeros y 9 tripulantes apenas horas después del ataque con misiles balísticos, pero las autoridades iraníes declararon que sospechan que fue un error mecánico el que causó el desplome de la aeronave Boeing 737-800 de 3,5 años de antigüedad. Inicialmente, las autoridades ucranianas estuvieron de acuerdo con la conclusión, pero se retractaron poco después y declinaron ofrecer una causa mientras se realiza la investigación.

De cualquier forma, al menos dos aerolíneas kazajas, Air Astana y SCAT, sopesaban cambiar sus rutas o cancelar sus vuelos sobre Irán después del accidente.

La aerolínea nacional polaca PLL LOT declaró el sábado que cambiará sus rutas para no cruzar el espacio aéreo de Irán.

La medida fue replicada por otras aerolíneas europeas el miércoles, y se prevé que las restricciones “limiten aún más” los viajes aéreos entre Irán y Europa Occidental, que tuvieron un fuerte crecimiento después de que se concretara el tratado nuclear, pero cayeron considerablemente una vez que el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del pacto y reimpuso sanciones, según la consultora Center for Aviation, con sede en Sydney.

Air France y la aerolínea holandesa KLM señalaron el miércoles que suspendieron de manera indefinida todos sus vuelos por el espacio aéreo de Irán e Irak.

La alemana Lufthansa y dos de sus subsidiarias también cancelaron todos sus vuelos a Irak.

___

Los periodistas de Associated Press Daria Litvinova en Moscú; Angela Charlton en París; Monika Scislowska en Varsovia, Polonia; Rod McGuirk en Canberra, Australia; Frank Jordans en Berlín y Eileen Ng en Kuala Lumpur, Malasia, contribuyeron a este despacho.