Las autoridades chinas informaron este domingo que 59 personas padecen una misteriosa neumonía de origen desconocido, pero descartaron que se tratara del SARS, una enfermedad viral que causó cientos de muertes en 2003.

"Todos los pacientes fueron colocados en cuarentena", anunció la Comisión Municipal de Higiene y Salud de Wuhan (centro), donde apareció la epidemia hace unos días.

El balance oficial es de 59 personas infectadas, a quienes se les habría detectado la enfermedad entre el 12 y el 29 de diciembre. Hay siete en estado grave y el resto, estables.

"De momento, no ha muerto ningún paciente", precisó la comisión.

Según la investigación de las autoridades sanitarias, varios pacientes trabajan como vendedores en un mercado de Wuhan de mariscos y pescados al por mayor.

"En cuanto al agente patógeno [...] incriminado, hemos descartado varias hipótesis, sobre todo que se trate de una gripe, de una gripe aviar, de un adenovirus, del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS, por sus siglas en inglés) o del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS)", precisó la comisión.

La epidemia actual hizo temer que se tratase del SARS, una enfermedad respiratoria altamente contagiosa que alcanzó varios países en 2003 y que dejó cerca de 800 muertos, la mayoría en territorio chino.

La Comisión precisó, no obstante, que la investigación sigue su curso con el objetivo de encontrar el origen de la enfermedad, y subrayó que, por el momento, no se detectó ningún contagio entre humanos.

El ayuntamiento tomó varias medidas, como el cierre del mercado implicado u operaciones de desinfección y de análisis.

"La relación señalada con un mercado mayorista de pescado y animales vivos podría apuntar hacia un vínculo con la exposición a animales", reaccionó el domingo la Organización Mundial de la Salud (OMS) en un comunicado.

"Los síntomas señalados en los pacientes son comunes en varias enfermedades respiratorias y la neumonía es frecuente en periodo invernal", destacó la OMS, que matizó que la concentración de casos incita a la "prudencia".

Aún así, de momento, la OMS se pronunció en contra de que se ordenen restricciones en materia de viajes o comercio en China.

ehl/bds/jvb/age