Foto del jueves de una ceremonia Yoruba en La Habana. Ene 2, 2020. REUTERS/Stringer PROHIBIDA SU REVENTA O EL USO DE LA IMAGEN PARA ARCHIVO
Foto del jueves de una ceremonia Yoruba en La Habana. Ene 2, 2020. REUTERS/Stringer PROHIBIDA SU REVENTA O EL USO DE LA IMAGEN PARA ARCHIVO

Por Nelson Acosta

LA HABANA, 2 ene (Reuters) - Sacerdotes de la religión afrocubana, o babalawos, ofrecieron el jueves cierto consuelo con sus vaticinios para 2020 a los fieles de la isla, que enfrenta fuertes sanciones del Gobierno del presidente Donald Trump.

Los sacerdotes, reunidos entre el 31 de diciembre y el 1 de enero, dijeron que en 2020 reinaría Oshún, una de las deidades más poderosas de la santería cubana, que se sincretiza en la Virgen de la Caridad del Cobre, reina del amor, la pureza y la fertilidad.

"Cuba va a escapar de cualquier intento de aplastarnos", dijo a Reuters el babalawo Víctor Betancourt, quien encabezó la denominada "Letra del Año", en alusión directa a las sanciones que aplica Trump a La Habana.

Betancourt, que lucía pulsos alegóricos a la santería, dijo que Oshún es un signo prometedor y "ha buscado siempre nuevas alternativas (pues) nos va brindar cómo escapar de cualquier tipo de ahogo o intentos de ahogamiento".

Trump ha recrudecido el embargo comercial de casi seis décadas y ha sancionado a unas 200 empresas cubanas bajo el argumento de que el Gobierno está ayudando al presidente venezolano, Nicolás Maduro, aliado de la isla.

Washington ha amenazado este año con nuevas sanciones a La Habana mientras las autoridades cubanas han advertido que las medidas de austeridad se mantendrán y que el crecimiento económico será escaso. Los cubanos enfrentaron escasez parcial de combustible, alimentos y transporte, entre otros productos.

La santería o Regla de Ocha es uno se los cultos sincréticos más extendidos en la isla. Muchos cubanos esperan con ansiedad cada enero para conocer sus pronósticos en el nuevo año.

Los babalawos también advirtieron contra el aumento de la delincuencia y las epidemias y la desintegración de la familia cubana tradicional debido a lo que calificaron de promiscuidad, falta de autoridad y pérdida de valores.

(Reporte de Nelson Acosta, editado por Javier Leira)