CARACAS, 28 dic (Reuters) - El gobierno de Venezuela informó el sábado que activó los trámites para solicitar a Brasil la entrega de cinco militares venezolanos "desertores" que fueron localizados por el ejército brasileño en una área indígena fronteriza, en medio de crecientes tensiones entre los dos países.

Los ministerios de Defensa y de Asuntos Exteriores de Brasil informaron el viernes que el ejército detectó a los militares en un patrullaje en la zona indígena brasileña San Marcos, en el noreste de Roraima, días después de un asalto a una unidad militar en el sur de Venezuela. Los uniformados no poseían armas y fueron trasladados a la capital, Boa Vista, según el comunicado del gobierno brasileño.

"Al reconocer y saludar la oportuna acción de las Fuerzas de Seguridad de Brasil, la República Bolivariana de Venezuela informa que ya se han comenzado a activar los trámites diplomáticos necesarios (...) para que rindan debidas cuentas ante la Justicia venezolana", dijo la cancillería en un comunicado.

El ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela relacionó a los cinco militares como desertores de su Ejército y responsables del asalto al Batallón de Infantería en el estado Bolívar, en el sur del país, que dejó un soldado muerto.

"Venezuela aspira contar con la mayor colaboración por parte de las autoridades de la República Federativa del Brasil, como resultado de la cooperación que debe imperar entre los Estados en la lucha contra el terrorismo y las amenazas a la paz social", agregó la cancillería en la nota.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro acusó a Colombia, Perú y Brasil de colaborar con las personas que irrumpieron la madrugada del 22 de diciembre en una unidad militar, un incidente que ocurre a escasos días de una clave elección de la directiva de la Asamblea Nacional, presidida por el líder opositor Juan Guaidó.

Maduro dijo que algunos de los implicados estaban en Brasil junto con el armamento sustraído.

Perú y Colombia rechazaron las acusaciones del gobierno de Venezuela.

En enero, Guaidó invocó la Constitución para asumir una presidencia interina y ha exhortado repetidamente a los militares a romper con Maduro.

Venezuela está bajo colapso económico con hiperinflación y en medio de una profunda crisis política.

(Reporte de Deisy Buitrago)