John Lewis, ícono del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos y representante demócrata por el estado de Georgia en el Congreso, anunció este domingo que le fue diagnosticado un cáncer avanzado de páncreas.

El líder negro, de 79 años, dijo en un comunicado que el diagnóstico fue obtenido tras una revisión médica de rutina y que buscará tratamiento para su enfermedad sin abandonar sus tareas como congresista.

"He estado en algún tipo de pelea -- por libertad, igualdad, derechos humanos básicos -- prácticamente toda mi vida. Nunca he encarado una pelea como la que tengo ahora", dijo.

Un crítico habitual del presidente Donald Trump, con quien ha tenido varios enfrentamientos, Lewis integró un grupo de parlamentarios demócratas que optó por no asistir a la asunción del millonario republicano en enero de 2017.

Lewis es conocido también por décadas de trabajo en el movimiento por los derechos civiles que impulsó Martin Luther King Jr a comienzos de la década de 1960.

"He decidido hacer lo sé hacer y hacer lo que siempre he hecho: voy a pelearlo y seguiré peleando por mi amada comunidad", dijo Lewis.

El congresista aclaró que se perderá algunas votaciones mientras dure su tratamiento, pero con la "gracia de Dios" estará de regreso "pronto en la línea del frente".

Lewis ganó su banca por primera vez en 1987, en representación de un distrito de Georgia que incluye parte de Atlanta, capital del estado y su principal ciudad.

cs/it/piz/gm