FOTO DE ARCHIVO: El líder norcoreano Kim Jong Un sentado en su vehículo después de llegar a una estación de ferrocarril en Dong Dang, Vietnam, en la frontera con China, el 26 de febrero de 2019. REUTERS/Athit Perawongmetha
FOTO DE ARCHIVO: El líder norcoreano Kim Jong Un sentado en su vehículo después de llegar a una estación de ferrocarril en Dong Dang, Vietnam, en la frontera con China, el 26 de febrero de 2019. REUTERS/Athit Perawongmetha

Por Doina Chiacu

WASHINGTON, 29 dic (Reuters) - Estados Unidos estaría muy decepcionado si Corea del Norte probara un misil de largo alcance o un misil nuclear y tomaría las medidas apropiadas como una de las principales potencias militares y económicas, dijo el domingo el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Robert O'Brien.

Washington tiene muchos "instrumentos en su caja de herramientas" para responder a cualquier prueba de este tipo, dijo O'Brien en una entrevista en el programa "This Week" de la cadena ABC.

"Nos reservamos la opinión, pero Estados Unidos tomará medidas como lo hacemos en estas situaciones", dijo. "Si Kim Jong Un toma ese enfoque nos decepcionará extraordinariamente y demostraremos esa decepción".

Corea del Norte ha pedido a Washington que ofrezca una nueva iniciativa para resolver las diferencias sobre el programa de armas nucleares de Pionyang. También advirtió a Washington este mes que si no cumple sus expectativas podría resultar en un "regalo de Navidad" no deseado.

Los comandantes militares estadounidenses han dicho que la medida norcoreana podría implicar la prueba de un misil de largo alcance, algo que Corea del Norte ha suspendido, junto con las pruebas de bombas nucleares, desde 2017.

O'Brien dijo que Estados Unidos y Corea del Norte tenían abiertos canales de comunicación, pero que no se explayaron, y dijo que Washington esperaba que el líder norcoreano Kim Jong Un cumpliera sus compromisos de desnuclearizar la península coreana.

Estados Unidos sigue siendo la principal potencia militar del mundo y tiene un tremendo poder económico, dijo O'Brien. "Hay mucha presión que podemos ejercer", dijo.

Corea del Norte amenazó con una sorpresa navideña, a pesar de que Trump y Kim se han dedicado a la diplomacia personal a lo largo de los años y tienen una buena relación personal, dijo O'Brien.

"Así que tal vez lo ha reconsiderado", agregó O'Brien. "Pero tendremos que esperar y ver. Vamos a controlarlo de cerca. Es una situación que nos preocupa, por supuesto".

Kim convocó una reunión de altos cargos del partido gobernante el sábado para discutir importantes asuntos de política antes del plazo de fin de año fijado por Kim para los Estados Unidos, dijo la agencia de noticias estatal el domingo.

El senador Ben Cardin, demócrata de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, dijo que las reuniones entre los dos líderes han arrojado "muy poco" sobre la desnuclearización.

"Por lo tanto, lo que quiero ver, quiero ver que el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, haga una declaración completa de su programa de armas nucleares y se comprometa realmente a comenzar a desmantelarlo", dijo. "No hemos visto nada de eso durante la administración Trump".

(Información de Doina Chiacu; información adicional de Lindsay Dunsmuir; editado por Rosalba O'Brien y Tom Brown; traducido por Andrea Ariet en la redacción de Gdansk)