El gobierno de Mozambique anunció escoltas militares para los vehículos que se desplacen por el centro del país, tras los ataques ocurridos en esa región, bastión de la antigua rebelión de Renamo.

El martes, hombres armados tendieron tres emboscadas contra vehículos en la zona de Chibabava, en la provincia de Sofala, en la principal carretera que une el norte con el sur del país, según fuentes coincidentes.

Al menos 10 personas murieron en los ataques, dijo un conductor de autobús a los medios de comunicación locales.

El ministro de Interior, Basilio Monteiro, que visitó la zona el miércoles, confirmó los ataques, pero afirmó que no hubo víctimas. "Hemos decidido reforzar las escoltas a lo largo de la carretera nacional", declaró, precisando que los militares serán movilizados. "Estamos seguros que podremos restablecer la paz. Estamos persiguiendo a los responsables de dichos ataques", aseguró.

El gobierno acusó a la exrebelión de Renamo, ahora principal partido de la oposición, de organizar esas emboscadas, lo que ella niega. "Renamo no es el autor de estos ataques", declaró el jueves a la AFP su portavoz, Said José Manteigas.

str-bed/jpc/mab/jvb