Boeing transmitió el lunes al Comité de Transporte del Congreso estadounidense nuevos documentos que "parecen mostrar una imagen muy preocupante" de la respuesta de la compañía aeronáutica a los problemas de seguridad de su modelo 737 MAX, declaró este martes un consejero del Congreso.

La empresa envió los documentos "tarde en la noche del lunes", horas después de haber anunciado la dimisión inmediata de su director ejecutivo, Dennis Muilenburg, precisó el asistente de ese comité que investiga el 737 MAX, suspendido de vuelo desde el 13 de marzo tras protagonizar dos accidentes mortales.

No precisó sin embargo si esos documentos hablaban de la situación antes o después de los accidentes de Lion Air y de Ethiopian Airlines, ocurridos a finales de octubre de 2018 y el 10 de marzo respectivamente.

El consejero precisó que Boeing había transmitido por decisión propia esos documentos cuyo contenido exacto no fue revelado.

"El personal sigue examinando esos documentos pero, como con otros informes difundidos por Boeing anteriormente, parecen mostrar una imagen muy preocupante respecto a dos de las inquietudes expresadas por los empleados de Boeing: sobre el compromiso de la empresa con la seguridad, y los esfuerzos de algunos empleados para asegurarse de que los proyectos de producción de Boeing no se vean perjudicados por los reguladores u otros", explicó.

Las distintas investigaciones llevadas a cabo por las autoridades de la aviación en Indonesia, donde se estrelló el avión de Lion Air, o en Etiopía, donde ocurrió el accidente de Ethiopian Airlines, apuntaron al sistema de estabilización MCAS del 737 MAX como responsable de los accidentes.

jmb-Dt/la/gma