Los venezolanos Francisco Cervelli y César Hernández acordaron firmar con los Marlins de Miami y los Indios de Clevaland, respectivamente, confirmaron este lunes ambas franquicias de las Grandes Ligas de béisbol.

Los Marlins ficharon al experimentado receptor Cervelli, quien puede contribuir al desarrollo del enmasacarado colombiano Jorge Alfaro, con un contrato de un año y dos millones de dólares con la novena floridana. El acuerdo se concretaría después de que el catcher pase un examen médico.

El receptor venezolano fue compañero de uno de los dueños de los Marlins, Derek Jeter, en los Yankees de 2008 a 2014.

En 714 partidos de Grandes Ligas, Cervelli batea .269 de promedio. El veterano jugador también ha visto acción como antesalista, pero su rol principal en Miami sería el suplente de Alfaro y como mentor para el joven cuerpo monticular del club.

En la campaña anterior, Cervelli dividió su trabajo con los Piratas de Pittsburgh y los Bravos de Atlanta, participando en apenas 48 encuentros con .213 de promedio. También pasó  60 días de baja debido a la sexta conmoción cerebral de su carrera.

Por su parte, Hernández fue contratado también por un año con los Indios por 6,2 millones de dólares.

Las siete temporadas de Hernández en las Grandes Ligas han sido con los Filis de Filadelfia, donde terminó con .277 de promedio, 46 jonrones, 27 triples y 80 bases robadas en 832 partidos.

Los Indios buscaban reforzar la segunda base tras no ejercer la opción del estelar Jason Kipnis para 2020.

El zurdo surcoreano Hyun-Jin Ryu pactó también en la jornada con los Azulejos de Toronto. Ryu y los Azulejos acordaron por cuatro años y 80 millones de dólares. El asiático está sujeto a un examen físico.

Ryu terminó con récord de 14-5 y una efectividad de 2.32 con los Dodgers de Los Ángeles la temporada pasada.

Fue también el abridor por la Liga Nacional en su primera aparición en un Juego de las Estrellas y terminó en segundo lugar de la votación para el Premio Cy Young, superado por Jacob deGrom, de los Mets de Nueva York.

De 32 años, el zurdo surcoreano recibirá un salario anual de 20 millones de dólares por los próximos cuatro años.

meh/ma