El gobierno brasileño negó este lunes "cualquier participación" en el asalto del domingo a un destacamento militar en el sur de Venezuela, en respuesta a las acusaciones del gobierno chavista.

"Brasil niega cualquier participación en el episodio", indicó la cancillería, sin ofrecer más detalles.

El gobierno de Nicolás Maduro atribuyó el ataque, que dejó un militar muerto y seis detenidos, a opositores entrenados en "campamentos paramilitares" de Colombia y respaldados por autoridades de Brasil y Perú.

"Recibieron la colaboración artera del gobierno de Jair Bolsonaro", apuntó el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

Brasil forma parte de la cincuentena de países que reconocen al líder opositor venezolano Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Aunque no fue confirmado por las autoridades, varios medios venezolanos informaron que el suceso se produjo en la Gran Sabana, una de las principales zonas turísticas del país petrolero, en el minero estado Bolívar (sur), fronterizo con Brasil.

jm/js/mps