El entrenador del Liverpool, Jürgen Klopp, se alegró especialmente tras la conquista del Mundial de Clubes, este sábado en Doha, por su jugador brasileño Roberto Firmino, héroe de la noche al marcar en la prórroga el tanto de la victoria sobre el Flamengo (1-0) en la final.

"No podría estar más feliz por él, con que haya podido marcar ese gol. Antes del partido hablamos mucho sobre lo que significa esta competición para la gente de Sudamérica y especialmente para los brasileños", explicó Klopp después de la victoria.

"Esto significa un mundo para él. Eso nos ha ayudado. Fue un gol sensacional", señaló.

Klopp dedicó además palabras de elogio al Flamengo, campeón de la Copa Libertadores.

"El Flamengo es un equipo realmente bueno, aunque creo que esta noche nosotros fuimos mejores", estimó.

El entrenador alemán admitió que ganar este título le ha supuesto una enorme alegría.

"Dije antes del partido que no sabía cómo me sentiría, pero ahora puedo decir que es increíble, algo absolutamente sensacional. Estoy orgulloso de estos chicos", afirmó.

bur/dr/psr