Imagen de archivo del granjero Raymond Schexnayder Jr. mostrando semillas de soja en su explotación a las afueras de Baton Rouge, en Erwinville, Luisiana, EEUU. 9 julio 2018. REUTERS/Aleksandra Michalska
Imagen de archivo del granjero Raymond Schexnayder Jr. mostrando semillas de soja en su explotación a las afueras de Baton Rouge, en Erwinville, Luisiana, EEUU. 9 julio 2018. REUTERS/Aleksandra Michalska

Por David Lawder y Kevin Yao

WASHINGTON/PEKÍN, 16 dic (Reuters) - El principal negociador comercial estadounidense, Robert Lighthizer, elogió el acuerdo comercial de "fase uno" entre Pekín y Washington, que se espera que casi duplique las exportaciones del primero hacia el segundo en los próximos dos años, aunque China se mantenía cautelosa antes de la firma.

Durante una entrevista dominical en el programa televisivo de CBS "Face the Nation", Lighthizer dijo que habría algunos retoques de rutina en el texto, pero que el acuerdo está "totalmente hecho".

El acuerdo, anunciado el viernes después de más de dos años y medio de negociaciones intermitentes, reducirá algunos de los aranceles impuestos por Washington sobre bienes chinos a cambio de un aumento de las compras chinas de productos agrícolas, manufacturados y energéticos estadounidenses por valor de unos 200.000 millones de dólares en los próximos dos años.

China también se comprometió a proteger mejor la propiedad intelectual estadounidense, a frenar la transferencia forzada de tecnología a las empresas chinas, a abrir su mercado de servicios financieros a las empresas estadounidenses y a evitar la manipulación de su moneda.

Las acciones asiáticas subieron el lunes, mientras que el índice más amplio de MSCI de acciones de Asia-Pacífico excluyendo Japón rondó máximos de ocho meses, aunque la cautela de los inversores ante la falta de detalles limitaba las ganancias.

Lighthizer indicó que se está discutiendo la fecha para la rúbrica formal del pacto por altos funcionarios de ambos países.

Si bien la delegación comercial de China ha expresado optimismo sobre el acuerdo, algunos funcionarios del gobierno se han mostrado cautelosos.

"(El acuerdo) es un logro por etapas y no significa que la disputa comercial se haya resuelto de una vez por todas", dijo una fuente en Pekín con conocimiento de la situación.

Varios funcionarios chinos dijeron a Reuters que las palabras incluidas en el acuerdo siguen siendo un asunto delicado y es necesario tener cuidado para asegurar que las expresiones usadas en el texto no reescalan las tensiones y profundizan las diferencias.

(Reporte adicional de Jing Xu en Pekín y John Ruwitch en Shanghái; escritura adicional de Ryan Woo; editado en español por por Michael Susin en la redacción de Gdansk)