El presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, presentó este lunes su futuro gabinete de gobierno a partir del primero de marzo, y prometió una gestión enfocada en la "acción".

El equipo de Lacalle Pou, ex senador del centroderechista Partido Nacional (PN) que desbancó del poder a la coalición izquierdista Frente Amplio tras 15 años de gobierno, está compuesto por integrantes de casi todos los partidos que componen su coalición "multicolor".

Ganador del balotaje de noviembre pasado, este abogado de 46 años llega al poder gracias a una alianza de partidos que van desde la derecha hasta la izquierda socialdemócrata, gracias a lo cual alcanzó los votos para gobernar y una mayoría parlamentaria.

Lacalle Pou, que negoció durante semanas la composición del gabinete con sus socios, destacó la "interacción de hombres y mujeres de distintos partidos políticos" para lograr "un gobierno de acción".

"Los uruguayos requieren de acción de sus gobernantes" y esa será una de las "condiciones principales de nuestro gobierno", sostuvo durante un acto para la prensa en un hotel al sur de Montevideo.

El presidente prometió la mayor información posible para la ciudadanía y ratificó que promoverá auditorías en las principales reparticiones del Estado, con el objetivo de presentar un informe sobre "el estado del país" a los uruguayos antes de asumir.

"El gobierno saliente va a omitir algunas medidas y a impulsar otras que de alguna manera alteran la composición económica de los próximos años", sostuvo Lacalle Pou sobre una transición formalmente tranquila, pero ríspida por la divergencia de ideas del gobierno entrante y el saliente, en particular en el plano fiscal.

Entre los ministros de Lacalle Pou, destacan el excandidato presidencial del Partido Colorado, el liberal Ernesto Talvi, quien será canciller, y la economista Azucena Arbeleche, quien tomará las riendas de Economía en medio de un desempleo creciente, cierre de empresas y persistente déficit fiscal de casi 5% del PIB.

El senador Jorge Larrañaga (PN), quien promovió una reforma de seguridad que endurecía penas contra el delito -un proyecto rechazado en las urnas-, será ministro del Interior y deberá enfrentar una creciente tasa de homicidios que en 2018 subió 45% a un nivel récord para el país sudamericano.

Lacalle Pou reemplazará a Tabaré Vázquez el primero de marzo de 2020 para un mandato de cinco años.

mr/llu